Mariana Benítez, El futuro es femenino

Mariana Benítez es una mujer oaxaqueña, madre de dos hijos, Sebastián y Emiliano; abogada y activista por los derechos de las mujeres. Tiene muy clara su misión y sus objetivos, que son los de sumar, articular y contribuir con su país, con su estado y con sus mujeres, con la infancia, las juventudes y en general, con toda su gente, para transformar las realidades que nos duelen y lastiman y que nos impiden vivir en paz, lograr nuestros sueños y ser felices. Mariana en una frase: ¡Soy una articuladora de lo posible! 

Socialmente: ¿A qué te dedicas actualmente? 

Mariana Benítez: Soy diputada local y presidenta del Congreso del estado de Oaxaca, pero en el pasado he trabajado con gran esfuerzo y dedicación en cada paso profesional que he dado. Si hoy me preguntas, si me imaginaba de niña haciendo lo que estoy haciendo, te diría que sí. Siempre, desde muy niña, tuve esa inquietud de lograr mis sueños; decía a los siete años que cuando fuera grande sería abogada, sueño que cumplí y de adolescente decía que sería Procuradora General de la República, casi lo logro en 2012, al haber sido designada por el Presidente de la República, Subprocuradora General de la PGR, la más joven en ocupar ese encargo en toda la historia de la institución.

He sido además, diputada federal, abogada litigante, profesora de la Universidad Autónoma de México (UNAM) y del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM); representante del Poder Legislativo y de mi partido ante el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE); secretaria técnica en el Senado y en la Presidencia de la Mesa Directiva del Congreso de la Unión. Además de ello, formo parte de colectivos nacionales de mujeres como el International Women’s Forum (IWF), Mujeres en Plural y 50+1, el cual tiene una fuerte presencia a nivel nacional y tengo el honor de ser la Presidenta del Capítulo Oaxaca.  

Así mismo, soy columnista y analista política en Milenio Televisión, Imagen TV y El Heraldo radio, uff… Sé que suena agotador pero la verdad es que siempre he sido muy activa y me gusta, disfruto mucho participar en distintas dinámicas. A veces me entra frustración de que el tiempo no alcanza para disfrutar a la familia y darlo todo para servir y transformar realidades que queremos cambiar.

S: ¿Qué significa para ti ser presidenta del Congreso del Estado de Oaxaca?

MB: Significa una gran responsabilidad; primero, por ser la segunda mujer en la historia de nuestro Congreso del Estado en ocupar este importante cargo; segundo, porque estamos llamadas a hacer un gran papel y demostrar que las mujeres podemos al igual que los hombres presidir congresos, ser gobernadoras, alcaldesas, dirigir empresas y gobernar el país.

Hoy, en el Congreso de Oaxaca somos la mayoría, mujeres; presidimos los dos órganos de gobierno más importantes del Congreso: la mesa directiva y la junta de coordinación política; además, la mesa directiva que presido, está integrada exclusivamente por cinco mujeres, esto sin duda alguna, es un cambio monumental en términos de la participación política de las oaxaqueñas; por ello, estamos obligadas a trabajar juntas las legisladoras y por supuesto, los legisladores, todas y todos por nuestro estado, dejando el sello de ese liderazgo femenino que ha llegado al Congreso. 

La responsabilidad es grande con las mujeres, con sus niñas y jóvenes, con las madres solteras, con las empresarias, con las profesionistas. Tenemos un compromiso con nuestro género, la enorme tarea de trabajar y legislar por ellas, por las que vienen detrás, por las más desventajadas y por nuestras niñas. Yo siempre les comento a mis compañeras legisladoras que no podemos darnos el lujo de pasar tres años por este encargo sin dejar un cambio de fondo a favor de las oaxaqueñas.

Al mismo tiempo, ser presidenta en un Congreso en donde confluyen diversas fuerzas y expresiones políticas, demanda sin duda, tener capacidad de aportar a la construcción de acuerdos y generación de sinergias para contribuir al desarrollo, a la paz social, a la justicia y al bienestar de todas y todos los oaxaqueños.

S. ¿Cuáles son tus principales propuestas para la LXV Legislatura? 

MB: En general yo te podría decir que mis propuestas tendrán como eje central cinco grandes temas: los derechos de las mujeres, cuidado al medio ambiente, la agenda de justicia y seguridad, los derechos de la niñez y las juventudes, y el desarrollo económico.

Sabemos que Oaxaca enfrenta múltiples desafíos: la pobreza, la desigualdad, pero al mismo tiempo, la violencia que ha ido en aumento como en el resto del país; y hoy por hoy, un reto que quizá no ha hecho crisis, pero si no hacemos algo ahora, tendremos graves problemas en el futuro, es el tema ambiental. La escasez del agua puede ser un serio reto en unos años si permanecemos inactivos y no hacemos algo al respecto.

Por ello, durante este periodo ordinario de sesiones que termina el 30 de septiembre, impulsaré una agenda para atender todas estas problemáticas a través de la ley. Soy la primera que considera que no todos los desafíos que enfrentamos en nuestra localidad y en el país, se solucionan con reformas legislativas, pero en muchos de ellos, a través de una reforma a una ley, se sientan las bases sobre las cuales los gobiernos municipales, estatales y todos los órganos del estado, deben de trabajar para dar soluciones reales y asertivas a nuestra población. 

Corresponderá al Legislativo dar seguimiento también a todos los cambios legales y constitucionales que se han logrado y se logren en el futuro, para así garantizar los cambios que queremos consolidar.

S: ¿Qué implica la participación de las mujeres en la vida política de Oaxaca?

MB: Implica incluir, tomar en cuenta y escuchar las voces de quienes representamos el 51% de la población en el estado. Significa darnos nuestro lugar, sumar y construir juntos, hombres y mujeres por igual, para lograr vivir en una sociedad igualitaria; no se trata de hacer a un lado a los hombres, siempre lo he dicho, se trata de incluir las voces de las mujeres, de las trabajadoras, de las madres de familia, de sus empresarias, de sus artesanas, etc. En la medida que en un estado o un país se incorporen, se reconozcan y se respeten la visión, el talento y las ideas de las mujeres, ese estado o país se fortalecerá y caminará hacia la ruta del desarrollo y de la igualdad.

Ejemplos sobran de cómo los países que han impulsado los liderazgos femeninos se benefician y logran objetivos. Cada vez, aunque a paso lento, vemos el avance del liderazgo de las mujeres y eso se refleja en políticas públicas, acciones, programas y legislaciones con visión incluyente, como la de las mujeres, asertivas y con alto contenido social. ¡Pensamos por todas y todos! Es un hecho.

S. ¿Consideras que la reforma en paridad de género ha dado buenos resultados?

MB: Sí, considero definitivamente que es una de las reformas más transformadoras que hemos tenido en México; donde es más evidente, es en los congresos estatales y federales, así como en las gubernaturas. En los congresos, la mayoría de las legislaturas son paritarias o inclusive, hay más legisladoras que legisladores. En las gubernaturas, hoy nos gobernarán nueve mujeres simultáneamente en todo el país, número que rebasa a la histórica cifra de gobernadoras que teníamos antes de la reforma de paridad en 2019 que era de siete. ¡Así que, claro que funciona! Lo que sigue es insistir en las reformas pendientes de paridad en todo. 

Necesitamos hacer realidad la paridad en los poderes judiciales, en los órganos autónomos, en los gabinetes y en las presidencias municipales. Los pasos más importantes se han dado para lograr, espero muy pronto, esa paridad. Y hay que dejarlo claro, paridad no es caridad; no son concesiones a las mujeres, es una cuestión de igualdad y de justicia.

S: ¿Cómo juegas el rol de ser madre de familia y funcionaria al mismo tiempo? 

MB: Gran pregunta. Es un reto de todos los días. Cada día es diferente en mis actividades, hay días más ocupados que otros, pero siempre trato de ajustar mis tiempos para poder estar con mis hijos, que son mi prioridad y darles tiempo de calidad, estar al pendiente de sus actividades y de sus necesidades. Muchas mujeres me preguntan, pero ¿cómo lo haces?, pues no sé de dónde saco la cabeza para estar en todo, en mis actividades del Congreso, mi activismo en 50+1, mi labor social y además, estar al cien para mi familia. Es retador sí, pero disfruto enormemente lo que estoy haciendo y creo que eso se nota. Al final del día creo que tener responsabilidades profesionales y tener que manejar mis tiempos, me hace disfrutar cada minuto con mis niños. 

S: ¿Qué dicen tus hijos acerca de que su mamá es la Presidenta del Congreso de Oaxaca? 

MB: ¡Ay!, pues yo creo que se sienten muy orgullosos; veo sus ojitos de admiración cuando me acompañan a los eventos y presumen que su mamá es diputada. Desde que estaban en mi vientre supieron que venían a este mundo a ser educados y formados por unos padres muy trabajadores y activos. En mi caso, nunca descansé en los dos embarazos; en el primero, el de Sebastián, era entonces subprocuradora de la PGR; y en el segundo, de Emiliano, era diputada federal. En ambos encargos estuve sumamente activa y ocupada, y luego me pregunto que por qué mis hijos tienen tanta pila, ¡pues porque su mamá nunca paró! Así que han crecido viendo a su mamá haciendo de todo, malabares literalmente para estar en todos lados; y gracias a Dios y a la vida que me permiten tener la salud y la energía para darles lo mejor y dar lo mejor en todo lo que hago.

S. ¿Qué es 50+1? 

MB: Es un colectivo nacional de mujeres con presencia en todos los estados de la República; es la viva expresión de lo que puede ser una gran red de mujeres destacadas y talentosas, cada una en su propio campo de acción, que se unen de forma plural, incluyente y propositiva para construir y trabajar por la agenda de los derechos de las mexicanas, su empoderamiento y una vida libre de violencia. 

Desde que se formó en 2019 es impresionante cómo hemos ido creciendo y fortaleciéndonos, a tal grado, que tenemos capítulos estatales en todo el país, y ya se han ido creando los capítulos internacionales en varias ciudades de EUA y en Sudamérica.

En mi caso, tengo el honor de ser la presidenta de 50+1 Capítulo Oaxaca, lo cual me llena de orgullo. Somos más de 170 mujeres del estado; somos un gran grupo dentro del cual se encuentran empresarias, servidoras públicas de primer nivel, artistas, promotoras culturales, emprendedoras, activistas, juezas y magistradas y consejeras electorales, entre otras; hemos unido nuestras fuerzas para construir una agenda para las mujeres y apoyar su empoderamiento y una vida libre de violencia.

Durante estos dos años de trabajo que llevamos, hemos realizado conversatorios y conferencias, muy importantes con ponentes nacionales e internacionales de primer nivel, sobre los derechos de las mujeres y los retos y desafíos que vivimos, hemos apoyado a más de 300 mujeres con mastografías gratuitas, impulsado firmas de compromisos en materia de paridad e igualdad, recaudado donativos para apoyar a jóvenes indígenas estudiantes o en situaciones de emergencia como las personas afectadas por el sismo de 2020, y más recientemente, por el huracán Agatha, entre otras acciones. 

Sé que este gran colectivo seguirá creciendo, existe el entusiasmo y la voluntad de seguir construyendo juntas, con sororidad, una red poderosísima de mujeres que luchan por los derechos de todas las oaxaqueñas.

S: ¿Por qué el futuro es femenino? 

MB: Porque la era de la igualdad llegó para quedarse. Representa un cambio y un movimiento inigualable a nivel global que ha venido gestándose desde finales del siglo XIX, fue avanzando a paso lento en el siglo XX y ahora, en el siglo XXI, viene a consolidarse. Los liderazgos femeninos emergen cada día con más fuerza y llegará el punto en que muchos espacios públicos y privados serán ocupados mayoritariamente por mujeres. 

Estamos listas, preparadas y lo único que queremos es sentarnos al igual que los hombres, en la mesa de las decisiones para sumar, para contribuir y dar respuestas y soluciones a los problemas que enfrentamos como humanidad, en cada país y en cada estado como Oaxaca.

No tengan duda, las mujeres estamos listas para ejercer el poder y el liderazgo que la humanidad requiere en estos momentos. Y así será.

  • Locación: Ex Hacienda San José Espacio Cultural
  • Fotografía: Galo de Luz
  • Maquillaje y peinado: Estudio Adrian’s
  • Joyería: JAH Joyería
  • Vestuario: N Aracely Huerta y Nadya Padilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.