(951) 188 07 77    |   Oaxaca de Juárez, Oax. Dom, 24 de Oct de 2021

Los
mitos de la Psicología

Por Dra. Rosa Ma. Ortíz Prado

La Psicología, a lo largo de su crecimiento histórico, ha estado vinculada con muchos mitos urbanos. Desde el simple: “necesitas estar loco para ir al psicólogo”, hasta: “los psicólogos están más locos que la gente a la que atienden” o “los psicólogos son los ayudantes de los psiquiatras”. Sin embargo, no son los únicos mitos que la Psicología enfrenta como ciencia: “sólo usamos el 10 % de la capacidad de nuestra mente”.

Lo cierto es que la Psicología está en todas partes: en la sociedad, en la niñez, en la juventud, en la vejez, al olvidar, al recordar, al amar, al odiar, al establecer comunicación humana, en la felicidad, en la salud, en la enfermedad mental, en la psicoterapia y en la historia de la humanidad, es decir, es materia de nuestro diario vivir.

Todos los días, los seres humanos estamos bombardeados de temas psicológicos; noticias, en cualquiera de los medios actuales sobre: violencia de género, abuso sexual, adolescentes agresores en las escuelas, guerras y sus cruentas repercusiones en inocentes, delitos, alcoholismo, adicciones y nuevas drogas de diseño, polígrafo, periciales para adopciones o tutelas de menores, relaciones amorosas, divorcios, orientaciones sexuales con sus múltiples variantes, etc.

Si entramos a una librería, encontraremos centenas de libros de auto ayuda que, de alguna manera, intentan darnos una guía para una vida más sana, más funcional. La red, brinda abundantes consejos para quien no quiere gastar en una adecuada sesión de psicoterapia con un profesional y, tristemente, la mala información de la Psicología está tan extendida como la correcta. Estamos a merced de gurús de auto ayuda, de soluciones de vida en 10 pasos, programas matutinos de TV con entrevistas con expertos y no tan expertos en la salud mental, con asesorías en el área psicológica que son una mezcla de verdades, verdades a medias y rotundas mentiras, sin una guía confiable para que, el ser humano que sufre, logre separar el mito de la realidad sin que psicológicamente corra el riesgo de perderse en un mar de errores que pueden acentuar una depresión o, incluso, llevar a la muerte; pero también, a tomar decisiones erróneas que pueden afectar, de forma determinante, el rumbo de nuestra propia historia.

Podemos llamar mitopsicología al conjunto de afirmaciones sobre el ser humano que resultan infundadas, falsas o, en el mejor de los casos, incompletas. A veces nos venden una ilusión que nos hace generar esperanzas y nos aferramos a ella como clavos ardientes, otorgándole el estatus de verdad absoluta en nuestras vidas y, con frecuencia, carecen de soporte científico que sustente su veracidad; su información corre a cargo de medios masivos de comunicación o redes, películas o libros poco fundamentados.

Por ello, es importante que, como usuarios de servicios de salud, tengamos acceso a las credenciales de aquellos que nos ofrecen un servicio tan necesario y fundamental como lo es la atención a la salud mental. No tengamos miedo de exigir a estos profesionales que nos expliquen su formación, así como tampoco tengamos la creencia falsa de que todos son charlatanes, pues existen profesionales con una fuerte ética, que están ahí para acompañarnos en nuestro proceso de crecimiento personal, desde el conocimiento y las formaciones reales, y no desde la fraudulencia.

Los invito a informarnos y a exigir nuestros derechos como pacientes, no sólo en el área de la salud mental, sino también, en cualquier otro servicio que sea ofrecido para atender nuestras necesidades físicas o emocionales.

Como siempre, es un placer poder compartir con ustedes estas palabras.

 

Professional psychiatrist consulting her patient and making notes in application form

Categories: Salud
Derechos reservados, Socialmente 2016 ©