(951) 188 07 77    |   Oaxaca de Juárez, Oax. Vie, 22 de Ene de 2021

El
sentido de la vida y la psicoterapia

Por Dra. Rosa Ma. Ortíz Prado. Nietzsche decía: “quien tiene un por qué para vivir, encontrará casi siempre el cómo”.

Los seres humanos podemos tener experiencias dolorosas, depresivas, angustiantes, físicamente de molientes y no es que podemos sentir que perdemos todo aquello que nos sostiene frente a la vida. Cuando todas las metas de un ser humano en el terreno familiar, personal, en pareja, se ve destruido, nos queda una última de las libertades humanas, la capacidad de elegir la actitud personal que vamos a tener frente a estas circunstancias demoledoras.

Esta última libertad fue admitida desde los antiguos estoicos como por los modernos existencialistas. Somos seres humanos normales y corrientes que podemos atestiguar nuestra capacidad humana, para elevarnos por encima de nuestro destino aparente.

Antes hemos hablado ya del sentido de vida en algunos artículos de esta revista Socialmente, pero; ¿Cómo los psicoterapeutas podemos ayudar a otro ser humano, concientizar esta capacidad? ¿Cómo podemos despertar en el paciente que se encuentra deprimido, el sentimiento de que tiene la responsabilidad de vivir, por difíciles y angustiantes que parezcan sus circunstancias?

A veces el trabajo del psicoterapeuta inicia en el momento en que tenemos el primer contacto con el paciente, cuando empezamos a ser empáticos y a escuchar de manera real y atenta al otro. Cuando nos aproximamos con compasión a otro ser humano. Y después, con preguntas, con historias, con herramientas, podemos ayudar a algunos seres humanos a reconocer ese sentido de vida, a veces a reencontrarlo, a veces solamente para hacer algunos ajustes a algo que ya está ahí.

En el caso de las personas que se encuentran en crisis, en algún momento de depresión o algún cuadro de ansiedad, ¿es posible que los acompañemos? Sí, de hecho, entre el 60 y el 90 por ciento de los pacientes que acuden a algún tipo de psicoterapia, narran (dependiendo de la técnica, así como del estudio que encontremos) que viven mejorías como parte del proceso.

Si te encuentras deprimido, ansioso, si necesitas herramientas de Psicoeducación, acércate a algún profesional de la salud, si tienes dudas de cómo encontrar el sentido de vida, busca apoyo en personas éticas y profesionales.

Y mientras, me gustaría hacerte algunas preguntas que tal vez viertan un poco de luz en esta búsqueda de sentido de vida.

¿Hay creencias que limiten tu propio crecimiento o desarrollo?

¿Necesitas ayuda para seguir adelante con algún plan?

¿Has abandonado algún sueño?

¿Qué cosas agradeces que sí tienes en este momento?

Aunque parecen preguntas simples (y a la vez complejas) sólo son un pequeño punto de partida.

Recuerda, si necesitas ayuda, no dudes en buscar apoyo psicológico y emocional.

¡Gracias!

Categories: Salud
Derechos reservados, Socialmente 2016 ©